Premios Bellas Artes de Literatura

Es convocado desde 1978 por el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Gobierno del Estado de Michoacán —por medio del Instituto Michoacano de Cultura (hoy Secretaría de Cultura de Michoacán). En aquella ocasión, Víctor Sandoval, entonces titular de Promoción Cultural del Instituto Nacional de Bellas Artes, manifestó que la creación de dicho premio obedecía a la política de descentralización cultural hacia los estados de la República Méxicana.

El 8 de diciembre de 1978, Arturo Azuela recibió el Primer Premio Nacional de Novela por su obra Procesión de rencores, la cual al publicarse en 1982, cambió el título a Manifestación de silencios. Al término de la ceremonia en donde se le entregó el premio, Arturo Azuela habló de la importancia del premio: “Yo creo que en primer lugar, uno ha sido juzgado. Eso es muy valioso. La actitud para entrar a un certamen de este tipo debe ser humilde, porque uno está dispuesto a perder, eso obliga entonces a perfeccionar la obra. Es de suma importancia la creación de Premios Literarios, porque esto viene a ser el reconocimiento para la diaria tarea del escritor”.